De dónde viene la celebración del 4:20?

Hay varias versiones, entre los consumidores de Cannabis Sativa, mejor conocida como marihuana, sobre el inicio del ritual 4:20. Una de tantas se remonta a una preparatoria del norte de Carolina, en Estados Unidos, donde una pandilla de jóvenes se reunían, exactamente a las 4:20 de la tarde, a fumarse el primer toque del día. Lo cual se fue convirtiendo en una tradición.

Otra versión apunta que, buscando un tesoro, cuatro jóvenes encontraron una plantación de cáñamo en la coordenada 4:20 dentro de un radio de 10 hectáreas, en campos de la periferia californiana.

Una de las versiones más interesantes es la que cita el relato “Within the walls of Eryx” (Dentro de los muros de Eryx) del gran maestro de ciencia ficción oscura, H.P. Lovecraft (Providence, EUA. 1890). En dicha narración, Lovecraft describe una planta muy similar a la Sativa al referirse a una escena en la que un intrépido explorador espacial tropieza con una planta de “espejismo”.

Ofrezco una modesta traducción de dicho párrafo:

“A pesar de que me daba vueltas peligrosamente la cabeza, traté de comenzar en la dirección correcta y sortear mi camino a seguir. Mi ruta debió haber sido muy irregular. Me parecieron horas antes de que estuviera libre de la influencia omnipresente del espejismo-planta. Poco a poco las luces bailando comenzaron a desaparecer, y el paisaje espectral brillante comenzó a asumir el aspecto de solidez. Cuando todo me pareció claro miré mi reloj y me sorprendió ver que marcaba apenas las 4:20. Para mí fueron eternidades. Toda mi experiencia podría haber consumido poco más de media hora.”

No sabemos cuál sea la versión que más se acerque a la realidad. Lo cierto es que miles de mariguanos en todo el mundo hoy están en búsqueda de la verdolaga. Recorren barrios bravos o le llaman a su diler de confianza. Todo tiene que estar listo para cuando se lleguen las 16:20 horas de la tarde. Hoy la pachequisa será en grande.

 

Leviatán Rodríguez. Es marmolero, editor y promotor turístico.