Los tipos duros dan clases

Ser profesor es una actividad de alto riesgo. Dar una clase implica trabajo físico, capacidad para burlarse de uno mismo y una seguridad mental a prueba de balas. Las personas que no reúnen estos elementos sucumben ante la prueba del tiempo y pronto deambulan, como muertos vivientes, en los pasillos de las escuelas y universidades. […]