Coriky: un soundtrack para estos tiempos

«Lo último que siempre quisimos fue una guerra / Pero lo encontramos demasiado fácil.” —‘Last Thing’, Coriky

En el 2005, después de tres años de la desintegración de Fugazi y con el retorno del Partido Republicano a la Casa Blanca de la mano de George W. Bush, Ian MacKaye salía de su descanso y al lado de Amy Farina retomaba lo iniciado en 1983 con la mítica banda. Desde una ritmo más melódico, más íntimo, más personal es que le dan vida a The Evens. Esta fue la respuesta que MacKaye dio a la que se fue convirtiendo la escena Hardcore a inicios de siglo XXI, una escena con la que el ya no tenía lazos, ni mucho menos afinidad. También fue su respuesta a todo lo que trajo consigo el gobierno de Bush Jr. y lo que esto significo para los Estados Unidos en particular y a todo el mundo en general. Fue una música casera, intima, un tanto rustica que sólo buscaba reflejar lo que esta pareja sentía.

Fueron claros en los mensajes que plasmaron en tres discos a lo largo de sus siete años juntos. Fueron claros incluso en su idea de lo que querían sin dar conciertos en salas ni bares; sólo tocaban en bibliotecas, en espacios universitarios y fiel a su costumbre para todas las edades y sin venta de alcohol o alguna otra droga. MacKaye siendo él. Incluso no grabaron videos musicales con excepción de la canción “Vowel Movement” de la cual hicieron un video para un programa de apoyo a niños de una fundación con la que tienen correspondencia. Esto lo realizaron años antes de que la banda lanzara su primer disco; incluso aún cuando la esperanza que la decisión por deshacer Fugazi no fuera tan definitiva. The Evens fue el manifiesto de Ian MacKaye no sólo para una escena que ya no le ofrecía nada, sino para dejar muy claro quién es hoy en día. Dejaron de tocar cuando nació el hijo de este dueto que comparten más que música, un proyecto de vida.

En el 2015 inician con un Jam casero. Junto a su viejo amigo y compañero en Fugazi, Joe Lally en el bajo, de nuevo con Farina en la batería, MacKaye en la guitarra comienza a experimentar, a fusionar, a divertirse para el 2018 dar su primer concierto público bajo el nombre de Coriky. MacKaye estaba de regreso, junto a las personas que siempre lo han acompañado. La rabia, la congruencia estaban retomando el vuelo.

Con un sonido que es un claro puente rítmico entre el post hardcore de los Fugazi, la influencia Punk/Jazzcore de Lally y el desorden, el caos que significan los bocetos que son las canciones de The Evens, este nuevo proyecto se enfrente cara a cara con los tiempos de locura que vivimos, Se lanza literalmente, y con mucha furia, a lo que vivimos en estos días, principalmente en los Estados Unidos en pleno año electoral, histórico por todo lo que significó el regreso del Partido Republicano a la Casa Blanca de la mano de Donald Trump.

Antes que acabe este pandémico año, en los tiempos de odio sistémico, Coriky entrega su primer disco, en el cual hacen un repaso a lo que vivimos actualmente, siempre desde la perspectiva letrista de MacKaye, es decir rabiosa, inteligente. Letras que van desde el uso de drones en las guerras (Clean Kill) donde con un ritmo pausado, semilento nos dice que hoy los militares pueden matar a miles de personas mientras toman un café en la sala de su casa. Así le da el paso a “Have a Cup of Tea” donde con un jazz que suena a algo que puede parecer Fugazi, si es que siguieran tocando, señalan que todos somos culpables, pues el silencio es complicidad. “Está en nuestras manos, está en nuestra sangre” ese jazz, hardcore se convierte en una música tan incomoda como la propia letra.

Mientras escucho a Ian cantar al ritmo que marcan Lally y Farina, pienso en todos aquellos a quienes este proyecto les recordará a los Fugazi, que hagan esas ociosas comparaciones, incluso que vean en esto el regreso de los Post-Hardcore. Nada más alejado de la realidad. Coriky es más que un proyecto, es la salida que estas tres músicas activistas nos dan para mantenernos lo más cuerdos posibles. Cada letra es un nuevo manifiesto, una nueva forma de acompañar a las resistencias. Una nueva forma de hacer autocritica tan necesaria en estos días. Desde ‘Say yes’ con la voz de Amy tomando el liderazgo, hasta su critica al patriarcado con ‘Too Many Husbands’ o con la denuncia a los tiroteos en las escuelas con “Jack Says” y cerrando con ‘Last Thing’ que es una declaración directa contra los aferrados que no superan algo que se acabo hace 17 años. Algo que para estos tres ya está más que culminado.

Alejados por completo de la escena del Hardcore y sus formas tan dogmáticas de actuar, manteniendo su coherencia, su honestidad, la única forma que saben trabajar, Coriky vienen a ser esa voz disidente, esa rebeldía tan necesaria por estos tiempos.

*Jorge Tadeo. Activista, escritor, ensayista, anarquista, biólogo, panadero casero, coordinador de LIDECS. Adicto al café, el té, el vino tinto y la que él considera buena música.